viernes, 30 de diciembre de 2016

Sobrevolando mi novela



En esta ocasión, como última entrada del año, quería hablaros de cómo empezar una novela. Más allá de géneros.

      Si alguna vez os ha picado el gusanillo de la narrativa extendida, puede que os hayáis sentado a escribir henchidos de inspiración, pero muchas veces (no todas) la historia se queda sin acabar y nunca se retoma.

      Como primer ejercicio o consejo que quisiera proponer (primero porque habrá más) os propongo que una vez que hayáis llegado a ese punto del que no podéis salir (o si la impaciencia no os puede, lo ideal es antes), sentaos con papel y boli y empezad a pensar qué queréis que pase en vuestra novela.

      Puede ser de manera ordenada o a modo de tormenta (porque la inspiración es más urgente que la tormenta) de ideas. Cada uno el método que mejor le venga (o probad ambos antes de decidir cuál es el más adecuado).

      Si ha sido una tormenta, entonces empezad a esbozar un orden. Puede parecer absurdo, pero una vez que se ha planteado el esqueleto de la novela es más fácil no abandonarlo. Yo propongo dejarlo por escrito, hay gente que tiene una memoria prodigiosa y no lo necesita. Pero es importante tener este esqueleto porque nos planteará muchas preguntas que no sabíamos que necesitábamos para escribir una historia.

      Espero que con este post os acerque un poco más a conseguir esa novela que hace tiempo ronda por vuestras cabezas.


martes, 6 de diciembre de 2016

El editor de libros


Como no siempre va a ser teatro o libros, esta semana quiero invitaros a ver la película que se estrena para terminar el puente: El editor de libros.

      Tuve la suerte de asistir al preestreno el otro día y debo decir que me dejó encandilada. Además de los maravillosos actores que tiene (Nicole Kidman, Jude Law, Collin Firth...) la historia es un gran reflejo de lo que es ser editor. Los miedos, los pasos, las súplicas cuando llega un manuscrito. 

      Siempre se tiene una visión negativa de todos los profesionales que se dedican a la edición y nunca se tiene en cuenta el esfuerzo y la creatividad que aportan al libro. 
      
      Aunque sólo es una aproximación, es una buena oportunidad para verlo. Y si vives -no es suficiente com trabajar en él, debe ser parte de ti- en el mundo editorial, te sentirás un poco menos solo y reirás sin parar con algunas escenas.

      ¡¡Recomendación!! Yo fui a verla en versión original subtitulada, así queno sé cómo es el doblaje, pero la traducción de los subtítulos patinó en varios juegos de palabras, así que si podéis disfrutar de la versión original, no lo dudéis. 

viernes, 25 de noviembre de 2016

Polvorones

Noviembre está siendo un mes bastante teatral para mí y con muchas sorpresas.
Hace unos día fui a ver por error el estreno de Polvorones. Digo por error porque pensaba que el poeta Juan Carlos Mestre había decidido escribir una obra de teatro y resulta que el autor es otro Juan Carlos Mestre, si son familia o no, no lo sé.



El caso es que fue un buen error ya que pudimos disfrutar de una divertida obra que cae en mil lugares comunes y estereotipos erróneos, pero consigue que pases un buen rato. Así que si lo que buscáis es eso, no dudéis en ver esta comedia con mentiras y verdades, giros esperables, de los que siguen funcionando y una escena genial en el metro.

viernes, 4 de noviembre de 2016

La llamada

Anoche, de manera completamente improvisada, fui a ver La llamada al teatro Lara.

     Es cierto eso de que los mejores planes son los improvisados. A media tarde recibo un mensaje de una amiga:
«En mi muro he compartido unas invitaciones para el teatro. Corre, pide las tuyas».
Yo, obediente, hice mi reserva sin fijarme para qué eran, todo lo que sea teatro siempre es bienvenido y anhelado en mi vida.

     Y así, sin saberlo ni pensarlo, nos regalaron invitaciones para La llamada, si lo piensas resulta hasta romántico y coherente con la obra: recibimos la llamada.

     Debo reconocer que volví a casa con dolor de cabeza de lo que me reí. Resulta difícil explicar su argumento porque es uno de esos guiones sencillos, inocentes y divertidos de los que hace mucho que no disfrutaba en teatro (en el cine imposible, demasiada amargura por esos lares).
Para mí fue un regreso a la infancia y a la época del colegio (o instituto) y sus campamentos. Los actores componían una genial homogeneidad de infancia y actualidad para mi generación, las canciones, universales y las voces en directo, preciosas.

     Realmente, fue un paréntesis delicioso en una semana (más bien semanas y meses) tan estresantes.
Si alguien quiere o puede, os recomiendo verla, si puedo me encantaría repetir.


viernes, 21 de octubre de 2016

Recomendación tardía

      Acabo de darme cuenta de que hace semanas que no escribo, ¡casi dos meses ya! El tiempo ha pasado volando entre libro y libro, sin darme cuenta. El regreso del verano ha sido intenso, todos los libros debían entrar en imprenta hacía días y si me descuido, se me acaba el año.

      Lo que más lamento es que quería haber hecho una entrada este lunes por el día de las escritoras. Reconozco que es la primera vez que lo veo y tenías que recomendar una escritora. Para mí la mejor, como ya saben muchos, es Alejandra Pizarnik, pero ya os puse un poema suyo (lo que no significa que no aparezcan más, es inevitable) así que hoy os quiero recomendar dos libros que me sorprendieron mucho cuando los leí en la facultad y a los que les tengo especial cariño.

      El primero es El arresto de Perla Suez


      Es un texto que se lee rápido, no sólo por su extensión, sino por la necesidad de saber cómo termina. Otro de sus atractivos es conocer un momento de la historia argentina desde dentro. Un momento de esos, en los que verás reflejada la esencia del humano.
      Lo malo es que es muy difícil de conseguir (o lo era hasta que conseguí que me lo trajeran de Argentina), por lo que si eres un maniático de la ortotipografía como yo, deberás sufrir tanta comilla inglesa ;)

El segundo libro es Querido Diego, te abraza Quiela de Elena Poniatowska


      Todos conocemos a Diego Torres y Frida Khalo, pero ¿sabéis quién es Quiela? ¿Os suena Angelina Beloff? En esta novela podemos saber qué y quién fue antes de Frida. Es una tr.iste y bonita historia que te acerca a buscar una gran pintora terriblemente olvidada

      
      Y esas son mis recomendaciones tardías para el día de las escritoras. Dos novelas que no tienen nada que ver entre sí, pero son inolvidables.

domingo, 4 de septiembre de 2016

Recetas para amar y matar




Últimamente parece que está de moda relacionarlo todo con recetas culinarias. Será que llega el otoño y parece que apetece pasar más tiempo cerca de los fogones. El libro de hoy no podía ser menos y en él encontraremos la receta para llegar al desenlace de la historia.

       Debo reconocer que el inicio de esta historia me recordó a las antiguas novelas de misterio de Agatha Christie e, incluso, a la tan conocida Jessica Fletcher de la famosa serie televisiva. No sólo por su dulzura (la culinaria y la tonal), sino por su humor sincero y sencillo.

       Sin embargo, se nota que es una novela de ahora. Su narrativa y la manera de abordar ciertos temas (actuales, pero que vienen de muy lejos), se encuadran perfectamente en el siglo XXI.

        Tannie Maria es una dulce mujer a la que le gusta ayudar a través de su columna en la que mezcla consejos con recetas. Pero un día es asesinada una mujer que solicitó su consejo y Tannie Maria no puede evitar seguir el hilo de la investigación.

       Un valor añadido que podemos encontrar es el rico vocabulario sudafricano que viene acompañado de un glosario para no perder el hilo de la historia, lo que siempre se agradece para aprender y poder sumergirte por completo en el ambiente creado por su autora.

Recetas para amar y matar es un libro escrito por Sally Andrew y publicado por Grijalbo en papel y digital.

jueves, 4 de agosto de 2016

Un taxi a la felicidad



Un taxi a la felicidad es un libro que emula una cuenta atrás desde el principio. La originalidad a la hora de numerar sus páginas como una cuenta atrás, nos hace pensar que ha habido algo más cuando autor y editor se plantearon este ejemplar.

    El inicio es un planteamiento sencillo (no os develo nada que no encontréis en la contraportada), un médico sube a un taxi pensando en que será su último día y la conductora le convence para que le conceda 7 días. 7 días para vivir porque contamos el transcurso de nuestras vidas en secciones de 7 días, porque 7 son los días que se tarda en crear vida.

        El autor divide su narración en siete partes, cada una corresponde a un día, un día menos en esta particular cuenta atrás. Y cada uno de estos días está formado por pequeñas secciones, pequeñas misiones, pequeños pasos a dar, porque todo en esta vida es un paso que va tras otros pasos.

     Tenemos ante nosotros un libro sencillo y ameno, una tragicomedia sobre la vida, sin pretensiones y sin complicaciones. Y siempre es un placer romper el molde literario en el que nos movemos y poder disfrutar de una pluma francesa contemporánea y joven.


        Puedes reír, sonreír, llorar y pasar un rato ameno con este libro entre tus manos.


Un taxi a la felicidad es una novela escrita por Baptiste Beaulieu y publicada por Grijalbo.

lunes, 18 de julio de 2016

Séneca, Quevedo y otros plastas por el estilo.





Esta obra se nos presenta como un texto de divulgación literaria. El autor se presta a contarnos obras famosas por clásicas, que quizá ya no atraigan a tanto público como antaño. En esta época de nuevas tecnologías parece que la lectura está postergada para aquellos que viven en el ostracismo. Y digo parece porque es obvio que no es más que el reflejo invertido del espejo (en mi opinión personal). En cualquier caso, todos nos hemos visto alienados al leer ciertas obras que no carecen de calidad literaria y fama merecida, pero no es nuestro momento o no hemos sabido conectar con ellas.

        Pues bien, con este libro el autor nos ayuda a superar ese sopor, pero no con un aburrido y largo texto descriptivo, sino con una ingeniosa adaptación de cada una de las obras de las que habla. Adaptaciones breves y certeras con las que muchos podrán saber de qué trata cada obra y —¿por qué no?— seguro que muchos podremos comparar las adaptaciones con el texto original al que nos enfrentamos e, incluso, puede que muchos quieran regresar al punto de partida con un renovado interés y mucha más seguridad para, en vez de enfrentarse al texto, dejarse arrastrar por él como el autor de este libro de divulgación literaria.


        Si quieres aprender algo clásico con un toque de humor, no lo dudes. Y si tienes un hijo adolescente que debe aprender el hábito de leer dale este libro. Aprenderá mucho de la lectura y de la literatura clásica a través del s XXI.



Séneca, Quevedo y otros plastas por el estilo de Enrique Gallud Jardiel. Publicado en Apeiron Ediciones y podéis comprarlo en su página.

lunes, 27 de junio de 2016

Cinco horas con Mario

El otro día por fin pude asistir a una mítica obra que su actriz debe saber al dedillo. Por fin pude ver Cinco horas con Mario. Reconozco que no leo esta obra desde hace siglos y no la recordaba punto por punto. A veces me gusta olvidar un poco los textos para disfrutar el teatro como los demás espectadores, afortunadamente sigo yendo más allá. 

        Reconozco que hay partes del decorado que no me convencieron, pero es que Lola Herrera hace que ni lo recuerdes. 

        El texto es precioso y ella no lo ejecuta, lo siente y comprende a cada palabra. Con cada pausa, con cada movimiento. Llena la escena ella sola, lo más difícil de conseguir porque no tiene nadie para apoyarla, ayudarla o salvarla en caso de lapsus. Y lo lleva de principio a fin con limpieza. Incluso hay momentos que no sabes si ciertos movimientos son parte de la obra o circunstancias del momento (personalmente creo que son movimientos de la obra, pero vi a expertos dudar).

        Delibes escribió un texto lleno de vida, de recuerdos tristes y anécdotas divertidas. Y su final, el descenso a la locura, es precioso. Ella consiguió que se me escaparan las lágrimas, amparada por la oscuridad. También lloré porque el público no lo entendió y rieron. Hubo descenso a locura en el texto, en la actuación y entre el público.



sábado, 4 de junio de 2016

Relojes de hueso


Reseñar esta novela ha supuesto todo un reto. En primer lugar, es una novela que engancha y es larga, lo cual cuando tienes poco tiempo de ocio es una agonía, pero una agonía de las buenas. Cuando un libro te engancha al punto de no querer hacer nada más que leerlo, significa que lo han hecho bien. Los lectores voraces tenemos ese punto de masoquistas, nos duele separarnos de un libro y a la vez disfrutas cuando eso sucede.

        No puedo contaros su argumento, sería destrozar el libro y merece la pena ser leído de principio a fin. Puedo contaros que tiene varias historias situadas en sitios y épocas distintas, con personajes que terminan teniendo un hilo invisible que los une, salvando las distancias pondré de ejemplo el hilo rojo japonés.

        Es una novela que encuadra muchas historias y sólo una. Es una novela que merece ser conocida y leída, pero que no te deja contar nada al futuro lector. Si te gusta la fantasía en todas sus formas (es decir, que no seas de los que le gustan sólo los elfos, sino la sutileza y la estructura de la fantasía), no dudes en leerlo. No perderás el tiempo.




Relojes de hueso es una novela escrita por David Mitchell y publicada en España por Penguin Random House en su colección Literatura Random House

sábado, 28 de mayo de 2016

Presentaciones de libros

 


    Hoy me gustaría hablar sobre un tema un poco más frívolo del proceso de publicación, pero que es harto necesario.

        Mucha gente no entiende para qué sirven las presentaciones de libros y ahora que en Madrid ha comenzado la Feria del libro (de la que hablaré otro día), se multiplican las presentaciones, antes y durante.

        Bien, hace un par de semanas, conseguí arañar un par de horas de mi trabajo frente al ordenador, para ocuparme de otra área editorial, precisamente acudir a presentaciones de libros. Como editora y correctora necesito sacar tiempo para estar informada de las novedades y relacionarme con otros profesionales. En principio nada diferente a cualquier profesión actual.
En concreto fui a dos presentaciones muy, muy diferentes. La primera era de un autor chileno, poco conocido fuera del círculo literario, pero que espero que empiece a escucharse su nombre mucho más por aquí. Merece la pena. Aún no me he leído el libro de aquella presentación, pero no dudo que es un libro lleno de ingenio y emoción, todo lo contrario a la otra presentación. Y ahí es donde se nota la diferencia. Ante dos autores poco conocidos, afortunadamente, el que tiene un estilo cuidado, experimentado y experimentador, amante de las transgresiones y valiente con su pluma, ofreció una presentación llena de entusiasmo, cariño, humor y profesionalidad. Se respiró el respeto y la profesionalidad tanto en él, como en los presentadores. Y por supuesto entre el público, formado por personas del mundo literario y por lectores apasionados. ¿De qué trata entonces esa presentación? Es una manera de ofrecer su trabajo con humildad, cercano a todo el que estaba allí. Tienes la oportunidad de conocer al autor que ha creado las próximas fantasías que rondarán tu mente durante y después de su libro. Puedes ver que es humano y qué tipo de profesional es. Sí, se ve.

        En la otra presentación, tenemos a una autora desconocida y bastante mala. En su presentación no hubo emoción, sólo cuchillos voladores y patadas constantes al diccionario desde un altar construido con aire. ¿Qué ocurrió allí? No hubo profesionales de la edición. Ni lectores ansiosos. ¿Por qué fui? Porque sé que ha habido mucho trabajo por parte de colegas que merecen reconocimiento y apoyo. A veces se sufre mucho tratando de hacer bien tu trabajo. ¿Qué público había? Ni siquiera una decena de personas compuestas en su mayoría por familia y amigos. ¿Veis como sí se ve qué tipo de profesional es cada uno?
Las personas desprenden confianza o egolatría y en el segundo caso sólo pierdes posibles lectores. 

        Mi consejo para cualquier escritor, corrector, editor, publicista, en fin, cualquier persona, es hacer siempre el trabajo con firmeza y humildad. Y las presentaciones de libros son parte del trabajo de todo aquel que se dedique a este mundo. Así que perded miedo, disfrutad y apreciad esos momentos en los que todos podemos separarnos de la pantalla del ordenador.


Y si hay alguna presentación curiosa e interesante, ¡¡¡avisadme!!!

martes, 10 de mayo de 2016

El monstruo en mí





        Hoy quiero recomendaros un libro que me ha encantado y que he querido leer despacio. Sí cuando te dedicas al mundo de la edición el tiempo que tienes para la lectura por placer es muy limitado y cuando quieres deleitarte en el libro a algunos puede parecerles eterno. 

        Pero es que este libro, de entrada, tiene dos cosas que me encantan. La primera es que es un libro de cuentos y el género breve me vuelve loca. Lo adoro. El pasado Líber declaré mi amor incondicional a cierta editorial de cuento y lo mantengo. Así que este libro tenía la ventaja de ser un libro de cuentos y la desventaja de caer en manos de una lectora muy exigente. La segunda cosa que me atrajo de este libro fue su temática: adoro el terror y el horror. Me encanta el gore y la fantasía. Y este libro tiene espacio para todo eso. A veces mezclado y otras no. Lo que significa que nos enfrentamos a un texto que no es apto para todos los públicos, no por edad sino por gustos y sensibilidad. 

        Ahora, aunque dudes un poco de tu sensibilidad te aconsejo que te adentres en sus páginas y disfrutes de su maravillosa reflexión sobre la monstruosidad humana y e inhumana inherentes al ser vivo. Es un libro del yo desde el otro yo. Había momentos en los que me recordaba a una novela que me atrapó hace unos años Los vivos y los muertos (Edmundo Paz Soldán). Por toda la psicología y la personificación, eso sí, ese tipo de otredad no aparecía en la novela.
Como no quiero decir absolutamente nada de ninguno de los cuentos (para no desvelaros nada) os invito a disfrutar de este libro, de su psicología del horror, de sus momentos de gore mucho más emocionantes en papel que en pantalla y de su belleza. Aunque suene raro es un libro que muestra mucha belleza y bondad. Inteligencia, inocencia, innovación y tradición. 



El monstruo en mí es un libro de José Ignacio Becerril Polo. publicado por Saco de Huesos en papel y digital. Podéis comprarlo en su página.

viernes, 29 de abril de 2016

Caminos del espejo. Alejandra Pizarnik


Hoy me voy a permitir un capricho poético. 
Felicidades Alejandra.






CAMINOS DEL ESPEJO

I 


Y sobre todo mirar con inocencia. Como si no pasara nada, lo cual es cierto.




II



Pero a ti quiero mirarte hasta que tu rostro se aleje de mi miedo como un pájaro del borde filoso de la noche. 




III 



Como una niña de tiza rosada en un muro muy viejo súbitamente borrada por la lluvia. 




IV 

Como cuando se abre una flor y revela el corazón que no tiene. 




V 



Todos los gestos de mi cuerpo y de mi voz para hacer de mí la ofrenda, el ramo que abandona el viento en el umbral. 




VI 

Cubre la memoria de tu cara con la máscara de la que serás y asusta a la niña que fuiste. 




VII 

La noche de los dos se dispersó con la niebla. Es la estación de los alimentos fríos.




VIII 



Y la sed, mi memoria es de la sed, yo abajo, en el fondo, en el pozo, yo bebía, recuerdo. 




IX 



Caer como un animal herido en el lugar que iba a ser de revelaciones.





Como quien no quiere la cosa. Ninguna cosa. Boca cosida. Párpados cosidos. Me olvidé. Adentro el viento. Todo cerrado y el viento adentro.




XI 



Al negro sol del silencio las palabras se doraban. 




XII 

Pero el silencio es cierto. Por eso escribo. Estoy sola y escribo. No, no estoy sola. Hay alguien aquí que tiembla. 




XIII 



Aun si digo sol y luna y estrella me refiero a cosas que me suceden. ¿Y qué deseaba yo?
Deseaba un silencio perfecto.
Por eso hablo. 




XIV 



La noche tiene la forma de un grito de lobo.




XV 

Delicia de perderse en la imagen presentida. Yo me levanté de mi cadáver, yo fui en busca de quien soy. Peregrina de mí, he ido hacia la que duerme en un país al viento. 




XVI 

Mi caída sin fin a mi caída sin fin en donde nadie me aguardó pues al mirar quién me aguardaba no vi otra cosa que a mí misma. 




XVII 



Algo caía en el silencio. Mi última palabra fue yo pero me refería al alba luminosa. 




XVIII 

Flores amarillas constelan un círculo de tierra azul. El agua tiembla llena de viento. 




XIX 

Deslumbramiento del día, pájaros amarillos en la mañana. Una mano desata tinieblas, una mano arrastra la cabellera de una ahogada que no cesa de pasar por el espejo. Volver a la memoria del cuerpo, he de volver a mis huesos en duelo, he de comprender lo que dice mi voz.

lunes, 25 de abril de 2016

Sobre concursos y ganadores

Esta semana me gustaría escribir sobre el proceso que se sigue al convocar un concurso en una editorial independiente. Entre todos mis proyectos formo parte de uno que me hace especial ilusión, este es Editorial Maeve y para celebrar el día del libro quisimos convocar un concurso internacional de novela y dar la buena nueva al ganador en esta fecha.

        Muchos os preguntaréis qué proceso se sigue en un caso así y la verdad es que se sigue un camino muy lógico y sencillo. Se empieza por la parte administrativa, reuniones para decidir las fechas, las bases del concurso, el premio, la planificación total. De ahí se pasa al anuncio del concurso en los distintos canales, y comienza la recepción dentro de las fechas indicadas. Pero esto no consiste sólo en esperar a que se llene el correo, mientras llegan los manuscritos hay que ordenar y clasificar todos los textos (en este  momento es donde debes descartar aquellos que no cumplen las bases establecidas). El próximo paso defiere de una editorial a otra y sus medios. Un gran editorial hace la primera lectura y empieza a descartar títulos hasta que llega al número establecido de finalistas que le enviarán al jurado. Otras pueden hacerles llegar al jurado todas las obras, lo cual a veces es complicado por el gran número de obras que se reciben.

        En cualquier caso, se hacen reuniones periódicas para votar los textos que continúan en el proceso de selección hasta llegar a los finalistas y al ganador.
Como editora siempre tengo un problema a la hora de descartar algunos textos, son textos que no cumplen los requisitos del concurso, pero que podrían funcionar con un poco de trabajo extra por parte del autor. Hasta ahora, lo más justo es seguir las normas del concurso y descartarlo totalmente, pero me gustaría saber vuestra opinión. Como lectores y escritores, algunos ganadores de concursos y otros no. ¿Pensáis que es ético o justo ponerse en contacto con ese autor que no cumple los requisitos del concurso, pero que podría sacar una obra interesante?


        Espero que este post os ayude a conocer un poco más el trabajo de las editoriales.





viernes, 15 de abril de 2016

Influencer, Cristina Blanco


¡¡Hola a todos!!

¿Qué tal la semana? ¿Habéis escrito mucho? Hoy traigo una nueva recomendación de lectura para todos aquellos que no sepan qué es o cómo trabaja exactamente un influencer. Espero no haber sido la única a la que le sorprendió la existencia de esta palabra, aunque por fin puede nombrar a ciertas personas que están muy presentes en la comunicación.

Este libro lo firma Cristina Blanco, una reconocida influencer en el mundo de la moda y nos cuenta cómo ha llegado a ser influencer desde un estilo cercano y sencillo, explicando tácticamente términos del mundo de las redes sociales que no paramos de oír, pero no todo el mundo sabe utilizar con precisión. 

Con el paso de las páginas sentirás todo el glamur, pero también el trabajo que no se ve en las fotos. Tras todo este mundo que parece hueco, hay todo un tiempo de esfuerzo e investigación. 

Si tienes curiosidad por conocer este fenómeno o quieres formar parte de este mundo y no sabías cómo hacerlo, aquí tienes la historia de una de las personas que ha sentado las bases de este nuevo perfil profesional.

Si estáis buscando una lectura amena para el fin de semana, es una opción muy positiva.

Este libro está publicado en Arcopress.

martes, 5 de abril de 2016

Incosistencias dentro del texto y cómo evitarlas.


Como esto es un blog sobre edición, he pensado que además de reseñar las novedades que salen al mercado, podría contar pequeñas anécdotas sobre el trabajo editorial que creo que os puede ayudar a los que estéis escribiendo o queráis empezar a hacerlo.

Una de las cosas que me suelo encontrar en las novelas que he corregido es que al añadir o cortar partes, el autor no recuerda qué personaje ha hecho qué o quién, esto suena raro pero un ejemplo que me hizo mucha gracia sucedió mientras corregía novela erótica. De repente la protagonista decía que había tenido relaciones con un personaje con el que no las había tenido y páginas más adelante hace recuento (por si te has perdido) de las veces que ha estado con el obvio príncipe azul (no, no es el mismo de antes) y tampoco acierta.

En este punto os podéis estar preguntado tres cosas: ¿Cómo es posible que un autor no conozca el contenido de su propio libro? ¿Por qué el corrector sí lo detecta con facilidad? ¿Qué puedo hacer como escritor para evitar este tipo de errores de contenido?

El por qué no se da cuenta el propio escritor de estas inconsistencias tiene tantas respuestas como escritores. Lo más normal es porque han cortado fragmentos del libro y los han pegado en otro punto o porque hay quien es así de despistado.

En cuanto a las otras dos cuestiones puedo resumirlas en una respuesta-consejo que es lo que yo hago cuando trabajo en un libro desde cualquier ángulo (escritora, correctora, editora o lectora, lo hago siempre): haceos un esquema de las cosas importantes. La división de este esquema lo debéis decidir vosotros. Puede ser por capítulos o por partes del libro. O como a vosotros os resulte más efectivo. Otro día podemos hablar de los esquemas previos a la escritura per se y la planificación de la historia.

En cualquier caso, no os preocupéis si se escapa alguna cosa, para eso estamos los profesionales de la edición, para ayudaros a pulir lo que quede, porque a todos nos pasa, cuantas más veces lees el mismo texto, más probabilidades tienes de no ver ciertos fallos (máxime si es tuyo). Así que seguid creando y confiad en el apoyo editorial.

martes, 29 de marzo de 2016

Andrea contra pronóstico



Me alegra poder inaugurar este  blog literario con un libro tan positivo y con el que me he podido identificar.

Andrea contra pronóstico es la historia de Andrea (obvio) y de tantas otras personas que han decidido vivir fuera, las relaciones con otros extranjeros y con los oriundos, por fortuna esta chica no se limita a relacionarse con extranjeros, incluso lo que nos pasa a los extranjeros cuando vamos a Gran Brataña y de pronto te enfrentas a la diferencia entre inglés e irlandés.
Pero esta novela guarda una bellísima sorpresa entre sus páginas, un viaje a la Argentina de los años 50, donde hasta el estilo de la narradora se transforma al ritmo porteño, te envuelve un aura de humo y mate y lees en páginas color sepia (al menos mi imaginación me transportó de esa manera en el tiempo y el espacio).
Más allá de cualquier sinopsis es una novela que te entretiene sin vaciarte el cerebro, se aleja de comedias románticas sin faltar el amor, te ríes y angustias y entra una suerte de nostalgia (más exactamente morriña) por nuestros vecinos rosados.
Sin duda, es una buena recomendación para aprender, comprender y conocer. Os invito a disfrutarlo.

Andrea contra pronóstico es una novela de Alba Lago, publicada en Suma de letras en papel y digital.