lunes, 20 de noviembre de 2017

La dama duende





La semana pasada tuve la suerte de poder ir al Teatro de la Comedia a ver La dama duende de Calderón de la Barca en un maravilloso montaje de La Compañía Nacional de Teatro.

      Pude verles este verano en el festival de Almagro representando El perro del hortelano y, como aquella vez, ha sido una verdadera muestra de buen teatro.

      Las actuaciones fueron impecables, llevando al público la esencia de la obra a través de la comedia con la que está escrita.

      Los diálogos no son un mero recitar, sino que los personajes se escuchan y responden con su complicado verso sin que se vea a ningún actor sufriendo por lo estático de una obra rimada, siempre más difícil de improvisar si alguien se equivoca. Y desde luego si se equivocaron en algún momento, nadie lo notó.

      La escenografía es un maravilloso juego de tramoya, tristemente perdido en el teatro actual, probablemente por escasez de dinero, un punto que (sin grandes cifras) no sufre la Compañía 
Nacional.

      Y la adaptación de Álvaro Tato, de la mano del montaje de Helena Pimenta, es tan discreta y está tan bien articulada que apenas se nota su paso por el texto, lo cual, siempre se agradece en los montajes actuales del teatro clásico. Una ya va al teatro temiendo montajes pseudoactulizados y terriblemente mal adaptados de los grandes clásicos.


      No estaba mucho tiempo en cartel, pero si podéis verla, no lo dudéis, vale cada céntimo que cuesta la entrada. Mi más sincero agradecimiento a la compañía por regalarnos una actuación espectacular.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

La llamada de las brujas




La llamada de las brujas es la primera novela que leo del nuevo sello De Penguin para títulos autopublicados.

      Me decidí por este libro porque me encanta la fantasía y los temas de brujas. Pero… bueno. No está mal.

     Se nota que es un libro escrito con bastante cuidado por alguien acostumbrado al género que ha querido hacer un gran guiño a las famosas brujas de los páramos de todas las tradiciones.
  
      La obra tiene por protagonistas a 3 generaciones de una familia: abuela, madre e hija (o nieta) que reciben el nombre de Las Hilanderas. Ellas reciben su poder del páramo, el cual las cuida y es cuidado por ellas.
      
      Actualiza el conflicto usando una trama tan del siglo xx y xxi como  es la compra de terrenos por parte de un pobre mortal manipulado por su no tan mortal tía.

      Las Hilanderas solicitarán la ayuda de otras brujas para poder proteger su pequeño corralito de tierra y hacer frente a una nada halagüeña visión.

      Si quieres pasar una tarde sin mucho esfuerzo, no lo dudes, esta novela es idónea.

La llamada de las brujas está escrita por Francesc Gómez Guillamón y publicado en Caligrama ediciones en papel y digital

martes, 12 de septiembre de 2017

Tartufo, el impostor



Después del descanso veraniego, vuelvo a la carga con las críticas y recomendaciones.

      Definitivamente, este Tartufo no es una buena recomendación si te gustan las obras de Molière. Por el cartel ya se sabe que algo va a ser raro, pero el destrozo constante en escena es tan alucinante que el cadáver de Molière aún no ha podido salir de su tumba de lo alucinado que sigue.

      Mientras veo la obra, reconozco que el problema no es sólo de guion, es decir, del guion que emplean pateando a casa escena el texto original. Hay un gran problema de dirección, de incomprensión textual y de incomprensión de mecanismos teatrales. No, si quiere ser rompedor, novedoso y moderno, no lo consigue. 

      Las constantes espaldas en momentos en los que no son precisas, los movimientos de los personajes y los chistes al puro estilo burdo pseudoinfantil no hacen más que estropear lo que podría haber sido una representación maravillosa (incluso atreviéndose a hacer una versión, para lo cual no es apto cualquiera, aunque cualquiera ose hacerlo).

      Y por si no es mala la representación, la dirección y algunos actores una es mala incluso estando quieta, pero el que los hombres confundan momento de revelación con blandenguería que quieren hacer pasar por homosexualidad ya es el colma. Amén del amante vengador-vendetta (no, no me equivoco, camiseta incluida para emular ambas ideas cinematográficas)—, aún queda el monólogo final.

      Sí, ese en el que Tartufo habla de la necedad del ser humano y ¡¡¡repentinamente aparece en toalla!!! Parece que el director se dijera: ¿Cómo podemos quitarle el sentido total a esto? Si yo fuera el actor habría entrado en cólera por utilizarme como objeto sexual, porque en ese momento no hay nada que pida que salga desnudo, ¡nada!

        La indignación que me ha provocado esta obra es algo que no sentía desde hace mucho.

       Lo dicho, si eres incapaz de apreciar el teatro, puedes ir tranquilamente, pero si sientes un poco de afinidad por las tablas y los textos, mejor ahórrate el disgusto.

miércoles, 12 de julio de 2017

Caen estrellas fugaces




Caen estrellas fugaces es una novela capaz de sorprender. Una novela fantástica y de intriga genialmente ambientada en el Madrid del siglo xix. Y aquí quiero detenerme porque ¿cuánto hace que no podemos disfrutar de personajes tan como estos paseando por Madrid? ¿No parece que nuestra parcelita de tierra se queda siempre en la ficción realista? Debo decir que me encanta poder leer cómo mis calles son el escenario de una historia sorprendente. Sí, de manera magistral no sólo describe el Madrid del siglo xix, también sabrás en qué se ha convertido cada parte de Madrid hoy en día, lo cual me parece un esfuerzo seguir incluyendo al lector que bien merece un aplauso.

      Debo decir que es una novela cargada de personajes hábilmente definidos y presentes por motivos concretos, nadie sobra y nadie falta. No son excesivos, ni planos, son lo que requiere la historia y esto es algo que últimamente no encontramos, parece que las novelas de personajes ya no interesen, pero sus autores se han centrado en ellos. Buscando información sobre los autores leí que este libro estaba pensado para ser una serie, no sé si es cierto, pero quizá eso sea lo que haya logrado perfiles tan bien articulados. Y lo que me encantan son sus nombres, puede que ya sea una locura mía, pero ¿quién no recuerda Cien años de soledad cuando lee que un personaje se llama Melquiades? Me ha pasado con varios personajes como el mismo protagonista que se llama Leónidas, irónico es que sufra parálisis y deba caminar con bastón. Tan romántico que un hombre decimonónico porte bastón y busque respuestas.

      Romántica también es la historia (aclaro, no me refiero a novela rosa, sino al Romanticismo), todo comienza con en el enrojecimiento del cielo. Hecho que parece absurdo, pero que logra mostrar la lucha entre las creencias y los escepticismos. No me refiero sólo a la religión. Hay quien cree en la ciencia y quien escéptico con ella. Pues este hecho nos va a mostrar ese tipo de dicotomías. Y aquí es donde aparece la protagonista femenina, ella, Elisa Polifeme (atención al nombre). Elisa va a ser el primer punto de unión entre el lector  y lo místico (a pesar de que Leónidas fue abogado del diablo). Elisa es una vidente ciega, ejem… no digo más.


      Y hasta aquí puedo leer. Sólo resumo que entre estas páginas no sólo hay personajes, hay asesinatos, investigaciones y procedimientos diferentes aptos para todo lector de fantasía o intriga. 

Caen estrellas fugaces es una novela escrita por José Gil Romero y Goretti Irisarri publicada por Suma de Letras en papel y digital.

lunes, 3 de julio de 2017

Burundanga







Hoy vuelve a tocar el turno del teatro. Anoche pude asistir a la representación de Burundanga, obra que lleva 6 años en la cartelera del teatro Lara por razones bastante obvias cuando la ves.

      Es una comedia que consigue hacerte reír de principio a fin, durante 90 minutos puedes olvidarte de tus propias penas y divertirte con el peor secuestro de la historia.

      No pasa desapercibido ese aire a comedia de las antiguas, las de los años sesenta que resultaban inocentes y graciosas, sin más pretensión (aparentemente).

       Lenguaje rápido y actual, fácil de adaptar a nuevos tiempos si llega a perdurar su texto.

      Las actuaciones no tienen pega, cada actor le infiere esencia a los personajes, de modo que te traslada a ese universo nada lejano y humano.

      No me gusta nunca contar demasiado de las obras que veo o leo porque me parece mucho más interesante que vayáis a verlas, así que mejor dejo aquí esta minicrítica.

viernes, 23 de junio de 2017

Doce horas

Tropiezo de tanto intentar que salgas de mi mente,
deberías saber el efecto que consigues.
Todos deberíamos saber cómo afectamos los movimientos de los demás
aunque sean doce simples horas.
Doce horas para mí, para ti y tus sonrisas.
Para gritar que no puedo más, para salir de mí misma. 
Descanso, calor. Soledad.
Un sonido melodioso y vuelves con vicio y energía renovados.
De nuevo un cuello, tú barba,
Dios...
Esa barba, ese cuello prohibido.
Mis hombros se han vuelto tuyos. Creían que iban a recibir lágrimas
y tu risa los ha marcado más profundo de lo que ninguna crema pueda liberar en unos pocos días.
No hay agujetas, sólo sudor e imágenes que aparecen porque sí, sin motivo, sin nada que las llame.

Vienen, igual que esas 12 horas sin tregua ni oxígeno.

domingo, 11 de junio de 2017

Por mucho que duela



Lo reconozco, soy una persona muy exigente y particular con la poesía, así que es normal que este libro no me haya parecido nada especial.
        Sin embargo, no es totalmente desaprovechable. La poesía es un género complicadísimo y dudo que yo haya sido capaz de escribir algo mejor que este autor, pero tampoco peor.

       Al menos este poemario, creo que puede ser uno de esos que ayudan al lector a iniciarse en poesía. Tiene una escritura simple y su complejidad metafórica... bueno, no tiene nada de complejo. Sin embargo, se ve una búsqueda de estilo y la intención de crecer en sus imágenes lo cual me hace querer estar atenta a ver qué más hace. Tyler Knott Gregson es fotógrafo y quizás le falta practicar con los silencios de la poesía que comparte la fotografía. (O quizás la traducción...).

        Desde luego, si queréis comenzar a leer poesía sin complicaros la vida, os recomiendo que leáis este libro antes que muchísimos otros que circulan por el mercado y que es mejor olvidar...


Por mucho que duela, poemario de Tyler Knott Gregson ha sido publicado por EspasaesPoesía de la Editorial Planeta



miércoles, 10 de mayo de 2017

Usted tiene ojos de mujer fatal... incluso en la radio

¡Madre mía! ¡Dos meses ha que no escribo!

      Perdón, han pasado un montón de cosas y avances literarios que os iré contando, para seguir compartiendo experiencias y conclusiones (o consejos) para ayudaros.

      Pero hoy quiero hacer una reseña teatral. Ya sabéis que me apasiona, y para los que no lo sepan soy fan absoluta de Jardiel Poncela, él es el culpable de que yo me dedicara al teatro y eso me ha llevado a la edición.

      Ayer fui a ver la adaptación que ha hecho su nieto, Alfonso Paso, de su obra Usted tiene ojos de mujer fatal.

      Normalmente soy una apasionada, pero  me quedé decepcionada por completo. La adaptación no es mala, parece que Alfonso también ha heredado la comicidad de su abuelo y no sale malparado en la comparación con los fragmentos del texto original, salvando las distancias. Pero las actuaciones... ay... cómo me dolieron y cuando se trata de quien me acompañó en mi primera vez sobre el escenario de manera seria, no soy clemente.

      Tienen buena voluntad, pero fallan puntos como reírse de un señor bajito y gordito... sin ser gordito, sólo tenían que recortar esa palabra del texto.

      En definitiva, fueron personajes que se quedaron en la superficie del vocabulario sin llegar a entenderlo al cien por cien. No digo que no se visible, la gente se reía y la compañía ponía ilusión, que a la postre es lo importante. No todos fueron descartables y quizás con una visión más profunda de la obra, los mismos actores tendrían una obra impecable.

      Por mi parte, quedé dolida, pero si no eres tan tiquismiquis como yo, no dejes de reírte con mi querido Jardiel.

      Aunque como apunte quiero añadir que me pareció precioso el amor con el que Alfonso retrata a su abuelo y las vicisitudes que sufrió en su época.


domingo, 5 de marzo de 2017

Círculos




Círculos es un libro escrito para todo amante de la televisión, sus realities y el movimiento en las redes que generan.

      La historia comienza con nada menos que un asesinato en directo, creando la sensación de velocidad, buscando el vértigo del lector al más puro estilo del siglo XXI, con sus 400 páginas de rigor. Y no le falta de nada, tiene hasta una protagonista femenina en pie de guerra contra todos, y al policía tosco y resabido. Dos grandes personajes que guiarán la historia entre mucha tecnología y, lógicamente, el abuso tan cotidiano de las redes sociales que insensibilizan y desvergüenzan a la gente amparados en el anonimato que les concede las pantallas de sus dispositivos (móviles, tablets...).

      Su estructura y presentación son lo más interesantes (al menos en versión digital), la velocidad de las redes (por ejemplo los tuits) queda visualmente reflejada de tal manera que puedes sentir el agobio de la multitud de voces, personajes esporádicos, que reconfiguran lo viral en un texto que va camino de serlo.

      Sin duda, el autor demuestra ser un gran lector y conocedor de las distopías de la ciencia ficción clásica y las adapta al mundo en el que vive, conquista el thriller y la realidad social que vivimos.

      La crítica rezuma en cada letra mostrándole al lector la red en la que ha caído, sólo queda que este la vea.


Círculos es una novela escrita por Manuel Ríos San Martín, publicada por Suma de letras en papel y digital.

lunes, 23 de enero de 2017

Adiós

      Hoy me he enterado con mucha pena de la marcha de un hombre que fue una suerte conocer. Ayer falleció el dramaturgo cubano Amado del Pino. Una persona que siempre tenía una palabra amable. Una gran anécdota con la que pasabas días riéndote. En un par de minutos te hacía sentir cómodo y que formabas parte de lo que ocurriera en ese momento. 

      Jamás olvidaré los amables y cariñosos que fueron él y su esposa Tania la tarde que nos conocimos en la Feria del Libro de Madrid. Y espero que la red en la que todo queda registrado nunca borre sus mensajes de aliento y sus palabras cariñosas cuando alguna vez me estaba un poco triste. 

      Amado, ojalá sigas brillando y repartiendo alegría sonde estés. Intentaré seguir tu consejo y sonreír, aunque ahora cueste un poco.